EFEMÉRIDES DE LA NACIÓN CANARIA

UNA HISTORIA RESUMIDA DE CANARIAS

 

PERÍODO COLONIAL 1501-1600

DÉCADA 1501-1510

 

CAPÍTULO IX (III)

 Guayre Adarguma *    

(Viene de la página anterior)  

En catorze días del mes de julio de mili e quinientos e seis años el dicho señor reformador pronunció la dicha sentencia en la dicha villa de San Cristóval de La Laguna. Testigos que fueron presentes Fernando del Hoyo e Alonso Pérez Navarrete y Pedro de Isasaga e Leonel de Cervantes, vecinos de la dicha isla. E después de lo suso dicho, en ocho días del mes de Setienbre del dicho año de mil e quinientos e seis años el dicho señor reformador mandó dar e dió un su mandamiento firmado de su nonbre e de mí el dicho escrivano segund que por él paresce, su tenor del qual es este que se sigue-va entre renglones, do diz escrivano.

 

Yo, el licenciado Juan Hortiz de Çárate, reformador de estas islas de Gran Canaria e Tenerife e San Miguel de la Palma por sus Altezas, hago saber a todos los vecinos e moradores de esta dicha isla de Tenerife como en catorze días del mes de Julio que a postre pasó de este año de quinientos e seis años, reformando como reformé la dehesa de esta villa de San Cristóval a pedimiento de Alonso Sánchez, presonero de esta dicha villa e la confirmé, conforme a los poderes de sus Altezas, para que el dicho concejo e vecinos de la dicha isla la tengan e posean por dehesa común para los pastos de sus ganados e bestias, segund e en la manera que hasta aquí la han tenido e acostunbrado, conviene a saber desde el peñol de Tegueste fasta el corral del herradero e de allí hasta el camino que va desde esta dicha villa a la montaña a la fuente del Governador e de allí al camino de las Carretas abaxo yendo por el camino fasta el asomada de esta dicha villa e dénde yendo hazia la dicha villa aman derecha por la falda de la montaña e de allí derecho a la cumbre del tejar de Alonso Galán e de allí el cochillo en la mano hasta el asomada de Tahodio e de allí al valladar del Obispo e de allí por el cochillo fasta el peñol aguas vertientes a la Laguna así que es la dicha dehesa de circuito de los dichos linderos e dentro la qual dicha dehesa por mí fué confirmada por los dichos límites e mojones con tanto que si alguno o algunas personas quisieren facer e fabricar algunas casas las labren e fabriquen fazia la parte del puerto de Santa Cruz e fazia la Villa de arriba fazia la parte de las montañuelas e dexen el paso para el abrevadero de la laguna por do puedan entrar e salir los ganados libremente a la dicha laguna segund que fasta aquí a estado y está e que ninguna persona pueda hacer ni haga casa ni otro hedeficio alguno desde la casa de Pedro de Isasaga hasta la casa de Sancho de Vargas, las quales dava e dio por linderos e mojones de la dicha dehesa para que desde las dichas casas del dicho Pedro de Isasaga e Sancho de Vargas fazia la casa del Obispo no se pueda hacer ni haga casa ni otro hedeficio alguno, de esquina a esquina de las dichas casas sea amojonado e quede por dehesa para agora e para siempre jamás e quien quiera que quisiera hacer casas que las haga a las partes de suso declaradas aviendo primeramente para ello licencia e facultad de quien la deve aver, segund que es uso e costunbre e todos aquellos que tuvieren tierras de pan llevar desde la huerta de Antón Martín Sardo hasta la casa de Alonso Galán las cerquen en manera que no puedan rescebir daño en ellas e que dentro de un año primero siguiente las pongan de viñas e árboles e guertas ca para esto se les da licencia que las puedan tener e con condición que no las puedan senbrar e que si las senbraren por la primera vez las ayan perdido e queden por dehesa común e que no puedan hacer en ellas otro hedeficio alguno so la dicha pena e todas otras qualesquier heredades que hayan sido dadas e repartidas dentro de los dichos límites de la dicha dehesa doy por ningunos e de ninguno hefeto e valor ecebto la huerta de Juan Páez e lo que está confirmado a Antón Martín Sardo e las viñas que están junto con la laguna las quales son de Gonzalo de Castañeda e de Fernando de Trujillo e de Alonso de las Hijas e de Miguel Márquez e de Fernando de Llerena e de Juan Çapata e otra viña de Juan Rodríguez zapatero por quanto paresce que está cercado e plantado y es en honrra desta dicha villa con tal que no se entiendan a labrar ni plantar más de lo que oy día tienen cercado ellos ni otros algunos. hasta que se señale pago donde puedan plantar viñas, así dentro de los dichos límites como fuera de ellos con tal que si oviere de ser sea desde el portezuelo de Tegueste hazia el dicho peñol e no en otra parte e las viñas e huertas que tuvieren dentro de los dichos límites las tengan cercadas, de manera que ningund ganado vaquno o otro qualquier que deva e pueda andar por la dicha dehesa non pueda entrar ni hacer daño en las dichas huertas e viñas e si entraren que non las puedan pedir ni llevar por ello pena ni daño ni otra cosa alguna, lo qual se manda pregonar publicamente para que todos lo sepan e ninguno pretenda inorancia. fecho a ocho días del mes de setienbre año del nascimiento de nustro salvador Jhesu Christo de mil e quinientos e seis años.-El licenciado de Çárate.-Por su mandado-Pero Fernandes.

 

En el dicho dia, ocho días del dicho mes de setienbre del dicho año de mill e quinientos e seis años por mandado del dicho señor reformador yo, Pero Hernández escrivano de sus Altezas e de la dicha reformación, fize pregonar este dicho mandamiento en mi presencia e de los testigo de yuso escritos, el qual apregonó Lope Macías, pregonero de la dicha isla, en la plaça pública de la villa de San Cristóval, de berbo ad berbum, segund que en él se contiene. Testigos que fueron presentes Guillén Castellano regidor e Alonso Galán e García Páez e otros muchos vezinos de la dicha isla.

 

E así mismo hallé en los dichos registros otras dos sentencias que el dicho señor reformador dió e pronunció e firmó de su nonbre en la dicha villa de San Cristóbal en veinte días del mes de otubre de mill e quinientos e seis años de que fueron testigos que las vieron leer e pronunciar al dicho reformador, Alonso Vello, Lope Gallego e Pedro Negrín e Lope de Fuentes e otros muchos vezinos y estantes en la dicha isla, su tenor de las quales dichas sentencias, una en pos de otra, es este que se sigue:

 

E después de lo su so dicho en la villa de San Crístóval de La Laguna en veinte días del mes de otubre de dicho año de mill e quinientos e seis años el dicho licenciado e reformador su so dicho dixo que declarava e declaró e dava e adjudicava e dió et adjudicó al concejo e vecinos de la dicha isla de San Cristóval una fuente de agua que es en el puerto de Tegueste que viene por encíma de la casa del Obispo a dar en un molino que hacía Antón Sanches, con otros dos arroyos de agua que vienen por debaxo de la casa del Obispo que viene a dar al tejar para que las puedan traer e traigan a la dicha villa para el mantenimiento e proveimiento de los vecinos de ella e para lo que más vieren que cumpla al dicho concejo con la fuente del Governador e con la fuente de los Berros e con la fuente de Juan Fernandes con otra agua que está junto a ella que hera de Guillén Castellano e Lope Fernandes con el agua que sale en Tacoronte, junto a la mar, debaxo de las tierras del Adelantado, las quales ayan e tengan para agora e para sienpre jamás para abrevaderos de los ganados de los vecinos de la dicha isla, revocando como revocava e dió por ningunos todos e qualesquier títulos de repartimientos que el Adelantado don Alonso fernández de Lugo aya dado sobre las dichas aguas a qualesquier persona o personas que sean de qualquier calidad e condición que sean e si nescesario hera dixo que los casava e anulava para que agora ni en ningún tienpo no fagan fee ni prueva lo qual adjudicava e aclarava e dava e dió casava e anulava e quitava las dichas aguas a las personas a quien heran dadas e las adjudicava al dicho concejo e vecinos de la manera suso dicha por virtud de los poderes que de sus Altezas tenía e tiene por virtud de los quales mandava e mandó que todos los vecinos de la dicha isla que lo guarden e cunplan so pena de doszientas doblas para la cámara e fisco de sus Altezas, so la qual dicha pena exortava e requería a las justicias de esta isla o a cualquier del las los ampare e defiendan en la rosesión e propiedad del las e no consientan ni den lugar a que sean molestados ni quitados ni perturbados ni despojados de las dichas aguas e de qualquier dellas ca él por esta su sentencia e declaración los amparava e defendía e tenía por amparados e defendidos e mandava e mandó al alguacil mayor o su lugar theniente luego pusiese al dicho Concejo e vecinos de la dicha villa e isla en la posesión velcasi de las dichas aguas e ce cada una de ellas e que ansí lo mandava e declarava e adjudicava por virtud de los dichos poderes.-EI licenciado de Çárate.

 

E ansi mismo dixo que visto el dicho pedimiento e requerimiento a él hecho sobre el agua de la montaña de García e así mismo la necesidad que los vecinos tienen de agua para la labor e ganados della del valle de Tacoronte e otras tierras junto con el dicho valle de que aviendo la dicha agua sería Dios e sus Altezas más servido e la isla e vecinos della aprovechados que declarava e declaró e dava e dió la dicha agua a los vecinos de la dicha isla para en que hagan dos pilares e más si menester fuese en que bevan los ganados de la dicha labor en que podrá aver una açada de agua e que si mas oviere de la dicha açada lo adjudicava e adjudcó al concejo de la dicha isla para que de ello haga aquello que más cunpla al servicio de sus Altezas e bien de la dicha isla e que rebocava e rebocó si nescesario hera todos e qualesquier títulos que el dicho adelantado don Alonso Hernández de Lugo governador desta dicha isla a todas e qualesquier persona e de qualesquier ley e condición que sea e mandava e mandó al alguacil mayor o a su lugartheniente que ponga en la posesión de la dicha agua al dicho concejo e vecinos de la dicha isla para que le hayan e tengan para agora e para sienpre jamás para lo su so dicho e ansí metido los ampare e defienda en la tenencia e posesión de la dicha agua ca él lo aprovava e defendía por virtud de los poderes que de sus Altezas tenía e tiene e mando al dicho alguacil mayor o a su lugartheniente que ansí lo guardasen e conpliesen so pena de dozientas doblas de oro para la cámara e fisco de sus Altezas so la qual dicha pena dixo que exhortava e requería a las justicias desta dicha isla o a qualquier dellas que ansí lo conpliesen e guardasen e conpliéndolo los amparase e defendiese en la dicha tenencia e posesión e no consintiese ni diese lugar que por ningunas personas de, qualquier ley o condición que fuesen fuesen desapoderados ni quitados ni despojados lo qual mandava e mandó e adjudicava e adjudicó e exhortó por virtud de los dichos poderes.-El licenciado de Çárate.

 

En el dicho día veinte días de otubre del dicho año en presencia de mí, Pero Hernandes, escrivano de sus Altezas e de la dicha reformación, fueron apregonadas estas sentencias desta otra parte por Lope Macías, pregonero, en mi presencia. Testigos, Juan Perdomo, jurado, e Diego Dorador e Cristóval de Aponte, vecino desta isla.

 

En los quales dichos trestados el dicho señor governador e reformador suso dicho dixo que interpone e interpuso su abtoridad e decreto judicial para que valgan e hagan fe e así como valen e haz en fee las_dichas escrituras oreginales que en poder de mi el dicho escrivano quedan. Testigos que fueron presentes a lo que dicho es, el dicho Pedro e Cristóval Gonzales de la Puebla, vezinos de la dicha isla.

 

Fechos e sacados, corregidos e concertados fueron estos dichos tres lados con las dichas escrituras e sentencias oreginales en la dicha cibdad del Real de Las Palmas en sábado seis días del mes de otubre año del nascimiento de Nuestro Salvador Jesucristo de mill e quinientos e nueve años. Testigos que fueron presentes Pero Ramires e Juan de Marquina, criados del dicho señor governador. E yo el dicho Pero Hernandes Hidalgo, escrivano de la Reina nuestra señora e su escrivano e notario público en la su corte e en todos sus reinos e señoríos e escrivano de la reformación de las dichas is1as por su Alteza, presente fuí en uno con el dicho señor licenciado Juan Ortiz de Çarate, reformador que a la sasón fué de las dichas islas e con el muy noble e generoso cavallero el señor Lope de Sosa que a la sasón es reformador dellas por su Alteza a todo lo que dicho es e por pedimiento del dicho Juan Peres presonero suso dicho e mandamiento del dicho señor governador e reformador suso dicho e por la comisión que para ello me odió estos dichos treslados fize escrevir e tresladar de las dichas escrituras e sentencias oreginales e fuí presente con los dichos testigos a las corregir e consertar e van ciertas e por ende fize aquí este mio signo a tal en testimonio de verdad.-Pero Fernandes.

 

E así fecha la dicha presentación el dicho Juan Peres presonero suso dicho dixo que pedía e pidió a los dichos señores Justicia e regimiento le defendiesen e amparasen en nonbre del concejo de la dicha isla de Thenerife en la tenencia e posesión de las dehesas e aguas y otras cosas contenidas en la dicha escritura, conforme al as sentencias sobre ello dadas e que si nescesario hera de nuevo le metiesen en la posesiqn e le amparasen en ella, lo qual dijo que les requería de parte de la reina nuestra señora e pidiólo por testimonio.

 

E luego todos los dichos señores dixeron que vista la dicha escritura e sentencias en ellas contenidas que mandavan ser llevadas a debido hefeto e esecutadas e en conplimiento dello el señor alcalde mayor mandó dar su mandamiento para el alguacil mayor y su lugar teniente que luego que fuere requerido por el presonero cumpla la dicha carta e sentencias e mandamientos en ella contenidas, como en la dicha carta se contiene e por consiguiente le ampare en la tenencia e posesión de lo suso dicho en nonbre de la isla al dicho presonero e le meta en la posesión de todo ello.

 

E luego el dho Bartolomé Benítez regidor suso dicho dixo que en quanto a lo que faze en su perjuizio la dha sentencia del licenciado Çárate porque agora avía venido a su noticia de le tomar su agua de Tegueste que no le pare perjuizio lo qual dixo después de ser levantados de cabildo en haz del dicho bachiller Pero Hernández de Alonso de las Hijas e del dho. presonero.

 

E después de esto en treze días del dho. mes de otubre del dho. año el dho. Juan Perez paresció ante el dho. señor alcalde e dixo que le mandase dar el dho. mandamiento.

 

E luego el dho. señor alcalde mayor dixo que se le mandava dar e dió el tenor del qual es éste que se sigue:

 

Alguazil mayor de esta isla o vro. lugar teniente. Yo vos mando que cada e quando vos pidiere Juan Pérez de Çorroça, presonero de esta isla e síndico procurador, que le amparéis e defendáis en la tenencia e posesión de las dichas dehesas e aguas e otras cosas que a esta isla fueron dadas en repartimiento por el señor adelantado e governador don Alonso Hernándes de Lugo, así como repartidor e fueron reformadas por el Licenciado Juan Hortiz de Çárate como reformador contenidas en una escritura firmada del señor governador Lope de Sosa e de Pero Hernández escrivano de su Alteza lo hagáis e cumpláis sin impedimento alguno, e si necesario fuere e vos lo pidiere le de des y éntreguedes de nuevo la posesión de todo ello para que él en nombre del concejo la tome e aprehenda e no consintades que de ella ni de parte de ella él ni el dicho concejo sea molestado ni perturbado hasta tanto que sea oydo por fuero e juizio fecho a 13 de otubre de 1509. Fernando de Llerena.- Antón de Vallejo, escrivano público e del Concejo.

 

E después desto en lunes que se contaron veinte e ocho días del mes de otubre del dicho año estando en la montaña que se dize de García que es en la dicha isla al agua e fuente corriente que es en la dicha montaña que se dize la fuente de García en presencia de mi el dicho escrivano e de los testigos de yuso escriptos pareció ende presente el dícho Juan Pérez de Çorroça e fizo presentación e leer e notificar fizo por mí el dicho escrivano a Diego Fernández Amarillo, teniente de alguazil de la dicha isla, la dicha cartil e sentencias en ella contenidas que de suso va encorporada con el dicho mandamiento del dicho señor alcalde mayor Hernando de Llerena e así presentado e leído todo lo suso dicho en haz del dicho Diego Fernández Amarillo, alguazil susodicho, el dicho Juan Perez de Ç:orroça dixo en el dicho nonbre de la dicha isla así como presonero e síndico procurador della por virtud de los poderes de suso encorporados, cunpliese la dicha carta e sentencias e mandamiento del dicho señor alcalde mayor de su so encorporado e que en cunpliéndolo le retuviese e anparase en la tenencia e posesión de las dichas fuentes e aguas contenidas en las dichas sentencias e mandamientos con la dicha dehesa e con todo a ello anexo e pertenesciente si nescesario hera a mayor abundamiento de nuevo le metiese en la dicha tenencia e posesión e que 1o pedía e pidió por testimonio e a los presentes rogó dello le fuesen testigos que fueron el bachiller Pero Hernandes e Guillén Castellano e Alonso de las Hijas, regidores, e Sancho de Herando escrivano de las entregas de la dicha isla.

 

E luego el dicho Diego Fernandes, alguacil suso dicho, dixo que. estava presto de lo hacer e cunplir según e como le hera mandado e en conpliéndolo lo tomó por la mano al dicho Juan Pérez de Ç:orroça -e se fueron a la dicha agua e dixo que le amparava e defendía en la tenencia e posesión della e de nuevo dixo que le metía e metió en ella e se la dava e dióy el dichoJjuan Peres dixo que la tomaría e aprehendía e aprehendió beviendo como bevió de la dicha agua e meneó cantos de una parte a otra e roçó, e cortó de las yerbas e árboles que ende heran e en señal e testimonio de posesión e del lugar e sitio donde lo susodicho pasó hechó dende a los que ende estavan los quales se salieron pacíficamente sin contradición alguna e fecho lo susodicho el dicho Juan Pérez dixo que se tenía por verdadero señor e poseedor de la dicha agua e fuente susodicha en nonbre de la dicha isla e de todo lo a la dicha agua anexo e pertenesciente e de todas sus entradas e salidas e pidiólo por testimonio. Testigos los dichos.

 

E luego fuimos a otra fuente que se dice de Guillén Castellano que es debaxo de un cerro a la abaxada de un barranco e el dicho alguacil así mismo dixo que amparava e defendía al dicho Juan Pérez en la tenencia e posesión de la dicha fuente e agua e que de nuevo le dava e dió la posesión della al qual dicho Juan Pérez tomó por la mano e le puso en la dicha agua el dicho Juan Pérez, dixo quel tomava e aprehendía e aprehendió, etc.

 

E luego fuimos a la fuente que se dize de Juan Fernández a donde el dicho alguacil así mismo dixo que amparava e defendía al dicho Juan Pérez en la tenencia e posesión de la dicha fuente e agua, etc.

E luego fuimos a la fuente que se dize de los Berros y el dicho alguacil así mismo dixo que amparava e defendía al dicho Juan Pérez en el dicho nonbre en la tenencia e posesión de la dicha fuente e agua, etc.

 

E luego asimismo fuimos a otra fuente que se dize del Adelantado e el dicho alguacil dixo que ansi mismo amparava e defendía al dicho Juan Pérez en el dicho nonbre en la tenencia e posesión de la dicha fuente e agua, etc.

 

E después desto en doze días del mes de novienbre en la dehesa de la laguna de la dicha villa de San Cristóval ende estando junto con la madre del agua que viene a la plaça de la dicha villa, el dicho Diego Fernandes alguacil suso dicho por virtud de la dicha carta e mandamiento dixo que al dicho Juan Pérez de Çorroça, Presonero suso dicho, le amparava e defendía en el dicho nonbre en la tenencia e posesión de la dicha dehesa e madre del agua so los linderos e límites segund e como por el señor adelantado así como governador e repartidor fué dada e reformada por el dicho señor licenciado Çárate así como reformador e que lo metía e metió de nuevo en la posesión de la dicha dehesa etc., e de la dicha agua con todo lo a ello anexo e pertenesciente a que fueron testigos presentes Guillén Castellano, Alonso de las Hijas, el bachiller Pero Hernandes, regidores.

 

E luego dende a poco fuimos a la montaña que se dize del Obispo, término de la dicha villa, adonde estando en una agua corriente por un arroyo que parescía ir a la guerta de Juan Yanes clérigo e de aí a dar en unos dornajos do beven los ganados de los vecinos, el dicho Diego Fernandes, alguacil su so dicho, por vírtud de la dicha carta e mandamiento dixo que ansí mesmo amparava e defendía en el dicho nonbre en la tenencia e posesión de la dicha agua, etc.

 

E luego así mismo el dicho Diego Fernandes, alguazil suso dicho, por virtud de la dicha carta e mandamiento dixo que ansy mismo amparava e defendía al dicho Juan Pérez de Çorroça presonero su so dicho en el dicho nonbre en la tenencia e posesión de otra agua corriente por un arroyo que es en la dicha montaña que se junta con el arroyo del agua su so dicha e que de nuevo le dava e dió la posesión, etc.

 

E luego fuimos a un arroyo de agua corriente que es en Tegueste término de la dicha isla que descendía de una montaña alta por un arroyo abaxo el qual dicho Diego Fernandes, alguacil suso dicho dixo, que por virtud de la dicha carta e mandamiento de suso encorporado asi mismo defendía e amparava al dicho Juan Pérez de Çorroça presonero suso dicho en la tenencia e posesión de la dicha agua corriente por el

dicho arroyo, etc.

 

E luego fuimos a unas dos fuentes de agua que son cerca de la mar debaxo de las tierras del señor adelantado don Alonso Hernandes de Lugo donde se dezía ser de Afonsyanes e allí estando el dicho Diego Fernandes, alguacil suso dicho, por virtud de la dicha carta e mandamiento suso dicho dixo que amparava e defendía al dicho Juan Pérez de Çorroça en la tenencia e posesión de las dichas dos fuentes de agua, etc.

 

En diez e siete días del mes de mayo año del nascimiento de nuestro Salvador jesuchristo de mill e quinientos e treze años el Señor licenciado Cristóval Lebrón teniente de Governador de las islas de Thenerife e La Palma por mandado de la reina nuestra señora en lugar e por el muy manifico señor don Alonso Fernández de Lugo, adelantado de las islas de Canaria e governador e justicia mayor de las dichas islas por su Alteza e los señores Pedro de Vergara, alguacil mayor de la dicha isla e Andrés suárez Gallinato e Girónimo de Valdés, Fernando de Llerena, Guillén Castellano, regidores e Alonso de las Hijas fiel y esecutor por presencia de my Antón de Vallejo escrivano público e del Concejo de la dicha isla, visitaron la dehesa de la dicha villa cunpliendo e faziendo aquello que por cabildo avía seído acordado, en la qual visitación pasó lo siguiente: paresció que desde una esquina que venían consiguiendo de hazia la laguna a laparte de Tegueste, yendo por una pared en adelante que desde do se hazía buelta hazia a la laguna e comiença una gavia e una media pared de piedra que va hazia la cunbre de Tegueste de manera que está un cercado con su valladar que rodea al derredor e va a lindar con viñas que diz que fué del theniente Fernando de Trugillo e Miguel Márquez lo qual parescía estar nuevamente plantado y hedeficado contra la reformación e de se saber e procurar que en ello se haga justicia e los que los tenían heran Miguel Marques e Alonso de las Hijas e otros.

 

E de aí el dicho señor licenciado e señores fueron hazia la viña de Juan Rodrigues, do parescía ante de llegar a la dicha viña en una ladera tenía fecha una casa Manuel Martín con un cercado en que tenía ciertos sarmientos e hortaliza e trigo e cevada senbrado a la falda de la mesa, lo qual parescía ser contra la reformación de la dicha dehesa por estar dentro en la dehesa. fuéle preguntado que tanto avía que avía fecho el hedeficio. Dixo que siete o ocho meses la casa e lo al ocho años e que tíene título antes de la reformación. fué acordado que se faga justicia e se vea ay en esta heredad dos cercados.

 

E de aí fueron a la dicha viña del dicho Juan Rodrigues, alrededor de la qual está una otra cerca que baxa hazia la laguna fasta hazia una casa pagiza e buelve hazia el portechuelo de Tegueste e buelve al drago e va por mitad de la cumbre a juntar con el dicho Manuel Martín , lo qual Fernando de LIerena tenía al presente que lo avía conprado, paresce que 1o que está ocupado que está e entra en la reformación de la dehesa e que entrava en ella. Ase de ver para que se haga justicia.

 

Otrosí se halló del majuelo de Alonso de Alcarás hazia Tahodio está sembrado de pan dize que lo que así está senbrado hera la huerta de Antón Martín Sardo e que non entra por dehesa en la reformación.

 

Otrosí se halló en una tierra que es abaxo de la viña de Miguel Marques, que se dize ser de los herederos de Fernando de Trugillo, regidor, que en ella non estava hedeficada viña ni otra cosa. Mandóse así poner para que se vea en justicia por cabildo.

 

Otrosí se mandó poner como ay ciertos hedeficios fechos de la esquina de la casa de Sancho de Vargas a la esquina de la casa de Pedro de Isasaga. Ase de platicar por cabildo.  Arch. MI. La Laguna, M-VI-l. (En: Actas del Cabildo colonial de Tenerife, t.II.

 

1510 Septiembre 6.

109.-Cabildo. f. 224 r.

Viernes, 6 de setiembre de 1510, en la iglesia de S. Miguel. El .Alc. m. Llerena; Castellano, Gallinato, Regs.; Las Hijas, fiel; Zorroza, Pers.

 

Se platicó sobre una petición del personero sobre los porqueros estranjeros que no sean casados en esta isla y de los daños que hacían alrededor de la villa por la estrechez de la tierra, siendo como eran muchos. Mandaron que los porqueros que no sean casados ni tengan sus mujeres en esta isla que saquen sus ganados o los pesen en la carnicería y que esto hagan de aquí a todo el mes de octubre próximo.

 

28 de setiembre de 1510, se pregonó. Ts.: Fernán Guerra, escribano público; Geró-

nimo Fernandes, Juan d'Espino, Gregorio Tabordo, Lope d'Arceo y otros.

 

1508 Septiembre 8.

Los vecinos y moradores de la isla hacen propuesta de Personero. Villa de San Cristóbal, septiembre de 1508.

 

Yo, Antón de Vallejo, escribano público y del concejo desta isla de Thenerife, doy fe a los señores que la presente vieren, que Dios honrre e guarde de mal, en como en ocho días del mes de octubre (sic, por setienbre) año del nascimiento de N. S. Jesucristo de milI e quinientos e ocho años, ante el muy noble e generoso cavallero el señor Lope de Sosa, governador e justicia mayor de la isla de Gran Canaria e juez de residencia de las islas de Thenerife e la Palma, por la Reina N. S., y en presencia de mí, el dicho escrivano, paresció ende presente Alonso Galán, vezino de la dicha isla, por sí y en nonbre de los vezinos e moradores de la dicha isla contenidos e firmados en una petición de que hizo presentación; por la qual en hefeto pedía e pidió al señor governador, por si y en nonbre de los susodichos, que rescibiesen por presonero de la dicha isla a Alonso Sanches, vezino della, porque antes lo avía sido e por otras cabsas e razones contenidas en la dicha petición que más largamente en ella se contiene e quandoquier questo no oviese lugar, que mandase el señor governador juntar el pueblo y elegir otro.

 

E después desto en treze días del dho mes del dho año el dho señor governador respondíó a la dha petición e dixo que para el primero día de cabildo los contenidos en la dha petición truxesen nonbrados tres personas, las que a ellos les paresciese, porque visto por el señor governador e regidores se daría la horden que conviniese al servicio de Dios e de su alteza de la Reina N. S. e bien de la dicha isla.

 

E después desto ante la justicia e regimiento e jurado de la dha isla, estando ayuntados en cabildo y en presencia de mí el dho escrivano, paresció presente el dho Alonso Galán, por sí y en nonbre de los susodhos e presentó una petición por la qual dixo que en respuesta de lo quel dho señor governador avía mandado a la petición por él presentada, señalavan e señalaron a Alonso Sánches e a Juan Ruiz de Requena e a Juan Peres de Çorroça, vezinos de la dha isla, pidiendo que un día de domingo se juntasen en la iglesia de la dha isla para elegir el que paresciere ser más ábil e de mejor conciencia, segund que más largamente en la dha petición se contiene, por virtud de la qual dha petición fué acordado por la justicia e regimiento que se nonbrasen siete helectores, los más abonados, para questos oviesen de elegir el que más suficiente les paresciese de los tres nonbrados por el pueblo contenidos en la dha petición [continúa el acuerdo, como aparece en cabildo de 16 de septiembre de 1508, Nº 19 pág. 13 y luego el acta de elección celebrada al siguiente día, pág. 14-15 y la diligencia de recibimiento, que consta en cabildo de 18 del mismo mes, pág. 15.1

 

E por el dho Juan Peres de Çorroça fué dicho que así lo pedía e pidió por testimonio, el qual por los dichos señores fué mandado dar, segund questo y otras cosas más largamente pasó ante mi, e queda en mi poder oreginalmente e dello di la presente fee de pedimiento del dho Juan Peres de Corroça, de lo qual más en forma daré cada e quando pedido e demandado me fuere tomándome esta fee.

 

Fecha esta fee en la villa de San Cristóval ques en la isla de Thenerife a dos días del mes de novienbre año del nascimiento de N. S. Jesucristo de milI e quinientos e ocho años, Testigos que fueron presentes al asentar e dar esta fee: Alonso Galán, vezino desta dicha isla, e Pedro Gallego oficial en el escritorio de mi el dho escrivano, estante en la dicha isla. E yo Antón de Vallejo, escrivano público y del concejo de la dicha isla de Thenerife presente fuí a toqo lo que de su so se contiene. E por fee dello fiz aquí este mi signo a tal en testimonio de verdad.-Antón de Vallejo, escrivano público e del concejo.

(En el Arch. MI. de La Laguna hay varias copias de este testimonio, insertas en los de las .reformaciones de los bienes del Concejo hechas por el Ldo. Ortiz de Zárate y por

Lope de Sosa). (Actas del Cabildo colonial de Tenerife, t.II)

 

1510 Septiembre 13.

110.-Cabildo. f 224

Viernes, 13 de setiembre de 1510. El Alc. m. Llerena; Vergara, Br. P. Fernandes, .v.

 Regs.; J. Benites, Alg.; Las Hijas, fiel; Zorroza, Pers., ante Vallejo.

 

Por Gonzalo de Castañeda y Miguel Marques y otros fué presentada una petición sobre el agravio que decían haber recibido en la baja de la uva. El personero dijo que en el cabildo pasado pidió él que así las uvas como las otras frutas entendiesen en las bajar y poner y no se entendió en más de las uvas y que ahora se reclaman muchos vecinos que tienen uvas diciendo que en todo este año las uvas de riego fueron vendidas en crecido precio y que las uvas de sequero, que son mejores, se bajaron; y puesto que en el cabildo pasado pidió lo susodicho y porque ahora ha parecido en daño de los vecinos, por este año se deberían de vender a tres mrs. como se vendían antes. Dijeron, vista la petición del personero, que se comete a Castellano y al Br. P. Fernandes.

 

Dijeron que, porque los que han de sacar pan siendo señaladas dos personas para ello no pueden ser así delibrados, que habiendo firmado el Sr. Alc. m. que con firma de dosregidores, los primeros que fueren hallados, salga de la isla.

 

1510 Septiembre 14.

923-37.-Roy Blas, abad de Daute. Unas tas. q. son en el barranco de Icod, alende el dho. barranco contra la parte de Garachico, un pedazo debajo de la palma donde cae el agua del dho. barranco, el otro pedazo encima del llano desde el puerto q. agora va el camino por bajo, 4 c. de r. Otro pedazo de s. en los llanos del dho. Ycode junto con el pinal en lo llano 4 c. de sembradura q. son uchan. 14-IX-1510. (Datas de Tenerife, libros I al IV)

 

1510 Septiembre 21.

111.-Cabildo. f.225 r.

Viernes, 21 de setiembre de 1510, en la iglesia de S. Miguel. El Alc. m. Llerena; Gallinato, Castellano, Br. P. Fernandes, Regs.; Las Hijas, fiel; Zorroza, Pers., ante Vallejo.

 

Se platicó sobre la mala guarda que ponían los boyeros este año y como no apacentaban en el abrevadero como eran obligados; parecíó que para remediar esto era bien que cada un año un regidor tuviese cargo de arrendar la boyada y hacer las condiciones para que el boyero cumpla con el pueblo, y para esto nombraron por este año y para el venidero a A. de Las Hijas.

 

Se platicó sobre que había mucha necesidad de letrado de Cabildo, porque se no lo han querido hacer el maestre y gente de ella; y que porque era gran peligro gente que venía de donde morían que estuviese en el puerto, porque comunicarían con la gente de la isla y con los navíos que estuviesen en el puerto o viniesen a él y que podría ser, lo que Dios no quisiese, que esta isla recibiese daño, por tanto acordaron que se debía cometer a A. de las Hijas para que fuese con un escribano al dicho puerto y que hubiese su información cerca de ello, y que si pareciese ser verdad venir de lisbona la dicha nao y que en la dicha ciudad había pestilencia [In margine: Mandaron se testase por que por otro requerimiento que hizo A. de las Hijas se le dío comisión etc.]

 

Fué acordado que se llamase Diego Fernandes, carnicero, y vino y le pregutaron que por qué no cumplía y que si entendía que podía cumplir de hoy más. Dijo que si él había tomado la carnecería fué en fazia de dos mercadores que le habían de socorrer con dineros, con los cuales trata pleito hasta hoy, y que no ayudándole aquellos mercadores que él no podría ni puede cumplir y que, por tanto, pedía y suplicaba en pago de algunos servicios que ha hecho a esta isla en su oficio, hayan por bien de lo dejar porque él no podía  cumplir y que se desistía de la carnecería. -firmado-Diego Fernandes.

 

Se proveyeron por diputados a Gallinato y Castellano.

 

El personero dijo que proveyesen en razón de las uvas que se venden en crecido precio, a tres mrs. la libra, que bajen el precio y se entienda en toda la fruta. las Hijas dijo que el vecino debe ser conservado porque tenga ánimo de edificar y que no se le debe poner tasa. El Br. P. fernandes dijo que era bien que se pusiese orden en las cosas de fruta y que valiesen a dos mrs. la libra, porque, loores a Dios, hay uvas hartas. Oallinato dijo que vota con el Br., Castellano lo mismo, Vergara que ha dos meses que se venden uvas y que las más de ellas son pasadas, que éstas que quedan se vendan como se han vendido; y que si algún mandamiento de otro precio quieren hacer deben ponerlo en todas las frutas generalmente y que hagan  luego los precios. II El Alcalde dijo que ve los votos de los diputados y que a ellos se lo remite. f. 223 v.

 

31 de agosto de 1510. Gallinato y Castellano, diputados de esta isla por virtud de la comisión, mandaron que de aquí adelante todos los que vendieren uvas, así de su cosecha como por otro, no lleven más por cada una libra, de dos mrs , habiendo respeto a que, loores a Nuestro Señor, nos ha quesido dar uvas en cantidad. Otrosí que ninguna persona sea osada de vender ninguna fruta, así verde como seca, sin licencia de los diputados para que le pongan precio y ver si están maduras y deazán. Se  pregonó publicamente en la plaza pública de la villa y en la calle principal de los mercadores. Testigos: Gonzálo de Córdova, Gerónimo Lopes, el Señor Don Fernando y Diego Aris, patrón, Ibone Fernandes y otros ofrecían negocios al Cabildo y también a los propios de la isla y a los bienes públicos, y que se perdía mucho por defecto de letrado que abogue; y que este fuese el Br. Pero Fernandes, porque era regidor y, porque al presente la isla no tiene muchos propios, le daban por este año primero siguiente cuatro mil mrs. por sus tercias. 225 v.

 

Que en este año se había sacado mucho pan de que se creía que no quedaba en la isla lo que pensaban y que por tanto que se debía suspender la saca, guardando la justicia a los labradores en lo de sus tercios; y que si se hubiese de sacar sea consultado todo el Cabildo con la Justicia.

 

Fué presentada una petición por ciertos vecinos por razón del precio de las uvas, y se respondió lo siguiente: Las Hijas dijo que pedía que los desagraviasen porque estaba a lo votado; y todos dijeron que se esté a precio de dos mrs. como está puesto.

 

 

Marzo de 2009.

 

*Guayre Adarguma Anez Ram n Yghasen.

 

benchomo@terra.es  

 

Para saber más: logokbehibenchomo.jpg (24851 bytes)